Rosquillas caseras

El postre de hoy son unas ricas Rosquillas caseras para tomar en el desayuno o de postre. Es una receta tradicional, tal y como las hacen las monjas en el convento. Espero que os guste y la disfrutéis.

Una rosquilla es un dulce frito u horneado hecho con distintos tipos de masa, desde una masa más o menos esponjosa hasta masas hojaldradas. 

La rosquilla es un dulce español típico en la Semana Santa, cuyo origen se remonta al antiguo Imperio romano, época en la que su receta se extendió a buena parte de Europa y de la cuenca mediterránea.

En Galicia, las rosquillas se consumen en todas las romerías y fiestas populares, siendo las elaboradas en Ponteareas de las más conocidas

Ingredientes:

  • 350 gramos de harina
  • 1 vasito de aceite
  • 100 gramos de azúcar
  • 20 gramos de anisetes molidos
  • 1 copa de anís dulce
  • 3 huevos
  • 20 gramos de levadura en polvo
  • aceite

Preparación:

  1. En un bol batimos los huevos enteros con 80 gramos de azúcar hasta que quede una especie de pasta.
  2. Añadimos el vasito de aceite, los anisetes y el anís.
  3. Batimos la mezcla un poco y le echamos la harina mezclada con la levadura. Lo mejor es ayudarnos de un colador e ir agregándola despacito, poco a poco.
  4. Amasamos todo bien y dejamos que repose durante una hora.
  5. Cogemos trocitos de la masa, le hacemos un orificio en el centro y los untamos de aceite con una brocha por encima.
  6. Freímos en abundante aceite bien caliente hasta que se doren, las sacamos, las dejamos escurrir
  7. Y espolvoreamos con azúcar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s