Mousse de chocolate blanco con crujiente de galletas

Cansada de los típicos postres después de una comida, me encontré con esta receta de Mousse de chocolate blanco con una pinta deliciosa para servir en la sobremesa. Una vez más, la receta me salió frustrada puesto que lo mío no son las mousse y era la primera vez que hacía una.

Una mousse o espumaes un preparado culinario de origen francés, cuya base es la clara de huevo montada a punto de nieve, o la crema de leche batida, los cuales le dan consistencia esponjosa. El término francés mousse significa espuma en español.

Elaboración básica: Para realizar una mousse, se prepara por un lado el merengue con las claras de huevo y una pizca de sal. Por otro lado, se hace una crema base mezclando las yemas con el azúcar o la sal, según el caso, antes de añadir el ingrediente principal triturado (chocolate, frutas, pescado, marisco, etc.) y la nata. La mantequilla se emplea sólo para la mousse de chocolate negro. Una vez ligeramente enfriada, se incorpora con mucho cuidado la crema al merengue, y se refrigera antes de servir.

Ingredientes:

  • 20 gr de galletas Oreo
  • 20 gr de galletas Chips ahoy
  • 65 gr de chocolate blanco
  • 25 ml de leche
  • 75 ml de nata de montar
  • 1/2 cucharadita de ralladura de limón

Preparación:

  1. Calentamos a fuego lento la leche y el chocolate blanco, hasta que éste se funda. Dejamos entibiar
  2. Montamos la nata y agregamos la ralladura de limón.
  3. Trituramos las galletas con una batidora o bien con un mortero.
  4. Unimos las mezcla de chocolate blanco y leche con la mezcla de nata.
  5. Servimos sobre una cama de galletas trituradas, la mousse de chocolate blanco.
  6. Rallamos un poco de chocolate blanco y espolvoreamos por encima.

Pensé que tenía la foto de la receta por alguna parte, pero no la he encontrado… Seguiré buscando para enseñaros que finalmente me quedo líquido y lo serví en unas copas.

Un pensamiento en “Mousse de chocolate blanco con crujiente de galletas

  1. Para que te salga mejor la próxima vez tienes que intentar darte cuenta que parte puede ser la que se te fastidia de las mousses.Los truquillos son montar bien bien fria la nata, mejor si el recipiente donde la montas tambien esta bien frio, y que no se baje, y tener cuidado con la temperatura de lo que le hechas, que esté lo mas “frio ” posible y mezclar con movimientos suaves y envolventes para que no se baje la nata. A ver si te ayuda esto que queremos ver las fotos de las mousees.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s